Síguenos en:
SmartClick | Una completa guía para elegir audífonos
1
post-template-default,single,single-post,postid-1,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

Una completa guía para elegir audífonos

16 Ene Una completa guía para elegir audífonos

Te presentamos un amplio artículo en el que obtendrás toda la información necesaria para decidir sobre la compra y uso de audífonos.

Ubicuidad permanente

Hoy día todos queremos poseer y montarnos unos audífonos sobre las orejas. Algunos lo hacemos por moda, otros por necesidad y finalmente muchos lo realizamos por placer.

No podemos negar que el iPod y luego lossmartphones han hecho explotar este boom del audio personalísimo; esto empezó en 2001 y ha impulsado una categoría de producto que destaca en la electrónica de consumo. De acuerdo a un estudio de mercado de Futuresource Consulting, en 2013 se vendieron 284 millones de audífonos de manera global, 9% más que 2012 y con una constante tendencia a la alza que brincará la barrera de los dos dígitos en este 2014.

PEE_CONSUMER_RANGE_BROCHURE_LR-46

Orejas calientes

Su historia se remonta a inicios del siglo XX, donde fueron usados esencialmente por militares con tal de “interpretar” señales de radio siempre susceptibles a masivas interferencias. Por ahí de los años veinte, los alemanes de Beyerdynamic empujaron su comercialización en la Europa entre guerras, pero con poco éxito. Sin embargo, los audífonos que hoy conocemos (por lo menos en su forma y función general) se los debemos al ingeniero John Kossquién los diseñó bajo la idea de escucha personal estéreo, aunque en realidad fueron un accesorio para un fonógrafo portátil que se presentó en Milwaukee en 1958.

Luego también tendríamos que darle un importante crédito a Sony que desde 1979 sacudió las orejas de los jóvenes con el famoso Walkman. Un poco de ese éxito se repetiría en los años noventa a consecuencia del Discman. Sobra decir que fueron décadas de desarrollo de diversos tipos de audífonos de muchísimas marcas alrededor del mundo. Nada se compara con la explosión actual, hay cientos de marcas que nacen día a día, algunas sin pena ni gloria y otras lo hacen sólo para subirse a la ola del consumo.

Selecciones adictivas

Los audífonos son esencialmente pequeñas bocinas que van pegadas a las orejas. Esa sería la definición más simple.

Escoger audífonos debería ser una tarea sencilla, sin embargo un mercado muy fragmentado ha provocado un mar de confusión que nos ha conducido a la banal conclusión que los audífonos se escogen imitando al artista, músico, deportista o modelo que los usa en la TV o en las redes sociales.

Primero diremos que hay esencialmente cuatro tipos de audífonos clasificados por su posición relativa al oído: circunaurales (que rodean y cubren por completo las orejas, tocando incluso parte del cráneo), supraaurales (que descansan exclusivamente sobre las orejas), earbuds (los cuales se sostienen en el canal externo del oído, en lo que se conoce como concha) y finalmente losintraauriculares o in-ears que realmente se insertan dentro del canal auditivo.

DJE-2000_overear_high

En audífonos de tamaño completo (circunaurales) existen del tipo cerrado (closed back) y abierto (open back). En los intraauriculares existen los dinámicos (un solo driver) y los llamados Balanced Armature(uso de dos, tres o hasta seis micro drivers), éstos últimos generalmente empleados como monitores in ear para músicos en escenario.

Destaquemos por ejemplo nuestros Pioneer SE-MJ591 que son el tope de gama en audífonos dehigh end. Se trata de unos cascos supraaurales (on ear le llaman en inglés) que emplean materiales vanguardistas como plásticos de grado aeroespacialy drivers de 40 mm con diafragma de aluminio que hace que las altas frecuencias no causen fatiga auditiva. Su diadema también es de aleación de aluminio lo que se traduce en extrema durabilidad y estética. Orejeras con espuma de uretano y cubierta de piel sintética. Su baja impedancia de 32 ohms y su sensibilidad de 108 dB´s los hacen ideales parasmartphones.

Luego también existen los audífonos inalámbricos, los headsets (combinación de audífonos con micrófono) y los cada vez más famosos audífonos con cancelación de ruido.

En cuanto a tecnologías, la más común es de tipo dinámico (una bobina móvil, un magneto –imán en vulgo lenguaje- y una membrana o diafragma), aunque persisten tecnologías high end como los audífonos electrostáticos o los planares, los cuales cuestan más de 1,000 dólares.

El ruido exterior siempre ha sido un reto para los diseñadores de audífonos, esencialmente existen dos métodos para contrarrestarlo. Los denominadosNoise Cancelling y los Sound Isolation.

Los primeros emplean uno o dos micrófonos para captar el ruido ambiente y luego tienen un circuito activo que genera un ruido idéntico pero fuera de fase lo que contrarresta considerablemente el ruido original, estos audífonos deben usar baterías para activar los circuitos y necesitan tener una soberbia implementación con tal de no añadir hiss y no demeritar la calidad del flujo musical.

En cambio los audífonos de aislamiento de sonido usan una idea básica pero que suele entregar resultados sorprendentes. Aquí no hay circuito alguno, de hecho sólo bastan gomas o almohadillas aislantes que pueden disminuir el ruido ¡en hasta 37 dB´s! Esta tecnología pasiva es muy socorrida y cuenta con aprobación de audiólogos (los médicos que previenen, diagnostican y tratan clínicamente los problemas auditivos).

Finalmente un factor sobrevalorado es el diseño. Esto es absolutamente un asunto personal en cuanto a materiales, tamaños, colores, pero nada de eso determina la calidad de sonido. Siempre téngalo en cuenta.

Caso excepcional es el de los nuevos Pioneer de la serie Superior Club Sound que combinan una estética urbana con un desempeño profesional para exigentes DJ´s. Tienen características compartidas entre el usuario fan y el muy pro. Ofrecen cable único desmontable con micrófono en línea y control remoto integrado para dispositivos iOS o Android. Extensivo uso de materiales metálicos y colores de moda como plata, negro y cobre. Son del tipo circunaural con gran driver de 50 mm, baja impedancia de 32 ohms, alta sensibilidad de 106 dB´s y un máximo de potencia soportable de 1200 miliwatts. Por su comodidad lo mismo sirven para viajar en avión o tren que para usarlos en la cabina de una pista de baile.

SE-MX9 Kit Accesorios

La Jerga técnica

¿Qué datos técnicos importan a la hora de seleccionar unos audífonos?

Impedancia

El tema de la impedancia ha resultado un dolor de cabeza. Es preciso entender el concepto: todo componente dentro de un circuito eléctrico ofrece una resistencia al paso de la corriente, eso en llanas palabras es la impedancia. Pero no olvidemos que la resistencia tiene una intrínseca relación con el voltaje y la corriente, tal cual lo anota la imprescindible ley de ohm[1].

La salida de impedancia de una fuente es una de las razones por la cual unos audífonos suenan muy diferente dependiendo la fuente de audio a la cual se conectan. Es preciso entender que la impedancia es un factor presente en la fuente de audio y en los audífonos mismos. Y decíamos que éste, el de audífonos es un mercado fragmentado pues no hay estándares, excepto uno lanzado por la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC por sus siglas en inglés) en 1996 que especificaba una salida de impedancia de 120 ohms, la cual hoy es obsoleta y está en desuso total.

Los ingenieros estudiosos aplican la regla de 1/8. La salida impedancia de una fuente debe ser al menos la octava parte de la impedancia de unos audífonos. Si tomamos por ejemplo al iPhone 5 / 5s con una impedancia de salida de 4.5 ohms, los audífonos que le conectemos deberán tener una impedancia nominal de al menos 36 ohms.

¿Qué pasa si no se cumple esta regla de 1/8?Bueno tendremos desviaciones audibles en la respuesta de frecuencia (picos y valles notables); los graves se notarán “boomy” y descontrolados; habrá sobrecargas de voltaje en audífonos lo que al mediano plazo los arruinará. En lo general escucharemos degradación en la calidad de sonido.

También existen los audífonos de alta impedancia (100-600 ohms), los cuales son indicados para usarse en consolas o con amplificadores externos de audífonos. Si usamos audífonos de alta impedancia (y por ende de baja sensibilidad) en un dispositivo móvil, lo que obtendremos será muy bajo volumen.

Sensibilidad

La sensibilidad es un dato técnico a considerar y tiene mucho que ver incluso con la protección hacia nuestros oídos. La sensibilidad nos expresará qué tan eficiente son unos audífonos, esto es, qué cantidad de voltaje son capaces de convertir a una señal sonora; se expresa en dB/mW o dB SPL/mW. Para dispositivos móviles se recomiendan audífonos de alta sensibilidad (mayor a 100 dB/mW). Menores sensibilidades son indicadas para usarse con amplificadores externos. La sensibilidad es un dato inversamente proporcional a la impedancia.

Respuesta de frecuencia

La respuesta de frecuencia es otro mito, lo mismo en bocinas que en audífonos. Una respuesta lo más plana posible sólo es funcional para un ingeniero de grabación que necesita una referencia absoluta de lo que está registrando, mezclando o masterizando. Por lo general los audífonos tienen alguna variación en la respuesta de frecuencia, ésta puede deberse a la construcción de sus materiales, a factores eléctricos ya mencionados o a una cuestión de diseño.

El ejemplo más claro está en los audífonos para DJ´s, los cuales por lo general tienen una ecualización inducida en su diseño mismo para generar más graves en zonas donde es indispensable que el DJescuche y “sienta” (recordemos que está frente a una audiencia de cientos de personas y con la música reproducida a casi 100 dB´s de presión sonora). Esta “carga” de graves ocurre generalmente entre 60 y 150 Hz, pero deberá estar contenida en ciertos niveles (hasta 6 dB´s se consideran aceptables; lo cual ya es muchísimo) que no arruinen la experiencia del resto del rango de frecuencia.

Potencia

Otro asunto que hay que saber sobre todo si se usan audífonos para mezclar, monitorear o masterizar es que los amplificadores, los amplificadores de distribución o las consolas son capaces de entregar potencia que puede ir de los 20-30 miliwatts a más de 2 watts. Es preciso tener mucho cuidado cuando se usen auriculares en el ambiente pro.

Unas joyas muy apreciadas entre los pincha discos son los venerables Pioneer HDJ-2000, unos auriculares circunaurales (over ear, le dicen en inglés) dinámicos totalmente cerrados que emplean un gran driver de cúpula de 50 mm, diseño liviano de magnesio y almohadillas de esponja con memoria y recubiertas de cuero. Usan cable espiral lateral que se extiende hasta 3 metros. Son totalmente colapsables pero además tienen diseño de bisagras permiten girar las orejeras en hasta 90 grados para los DJ que prefieren el método de control “sobre el hombro”. Ofrecen sensibildidad de 107 dB´s, impedancia de 36 ohms y un dato muy relevante que les confirma su carácter profesional: aceptan hasta 3500 miliwatts de potencia. Algo inusitado y que sólo podría venir de una consola o un mixer.

Pioneer HDJ-2000 Casque Professionel pour DJ

Para redondear:

-Es preciso saber para qué se quieren los audífonos. Los audífonos cerrados (closed back) son ideales para monitoreo en estudio, para DJ´s o para viajeros, casi lo mismo vale para los intraauriculares. Los audífonos “abiertos” (open back) son ideales para audiófilos que los escucharán en casa o en espacios controlados.

-Es importante primero comprar la fuente que los alimentará (smartphone, tablet, consola).

-Tener los datos técnicos de la fuente (sensibilidad e impedancia de salida) nos indicará valores mínimos para poder acoplar unos audífonos sin problemas y sin degradar su calidad de audio.

-Nunca usar noise cancelling para monitoreo en estudio o durante fiestas. Son válidos para usuarios viajeros.

-Hoy día más de 30% de los músicos de rock presentan pérdida parcial o total del sentido auditivo. Caso extremo, los ejecutantes de orquesta con esta situación superan el 50%.

-Un alto pero todavía decente nivel de presión sonora debería ajustarse en 86 dB´s.

– 90 dB´s debería ser el límite máximo y absolutopara escuchar música a través de audífonos. De hecho The National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH por sus siglas en inglés) señala que el límite máximo para una escucha constante de 90 dB´s es de apenas 2 horas. Más tiempo a la exposición sonora traerá irremediablemente problemas de salud en el aparato auditivo. La norma internacional (International Standardization Organization, ISO por sus siglas en inglés) es aún más estricta ya que establece que no se debe escuchar música a 80 decibelios más de 40 horas a la semana, mientras que el sonido a 89 decibelios no debería escucharse más de 5 horas semanales.

Pioneer Audifonos Serie MJ Foto 5

Consejos básicos:

-Los dispositivos móviles iOS y Android permiten limitar el volumen máximo a niveles que asignes, esto en el menú general de Ajustes. Hazlo antes de conectarles unos audífonos.

-Cuando acudas a conciertos o a clubes y discotecas cuida sus oídos, usa protectores auditivos de marca, son muy económicos. No insertes algodón en el canal auditivo.

-Existen algunas apps que son funcionales para no desconectarse por completo cuando se tienen audífonos puestos y así prevenir accidentes por no escuchar lo que sucede en el exterior. Un ejemplo esAwareness para iOS o Around Sound paraAndroid.

-Hazte un lavado de oídos una vez por año; no es caro en absoluto. No tiene nada de raro y verás como escuchas mucho mejor. Acude con un especialista.

-Para apreciar la calidad de sonido de unos audífonos, escúchalos a bajo volumen. Sólo así apreciarás el peso de los graves, el timbre y el balance tonal, la profundidad de la música y el detalle nimio. Todos los audífonos cambian su carácter sónico al variar su salida y muchos de ellos se comportan muy erráticos tanto a bajo como a alto volumen.

-Acostumbra a tus oídos a música en bajo volumen. Notarás como en poco tiempo empiezas a bajarle más y más al volumen y verás que tu placer auditivo no disminuye.

[1] Establece que la intensidad de la corriente (I) que circula por un conductor es proporcional a la diferencia de potencial (V) que aparece entre los extremos del citado conductor. Ohm completó la ley introduciendo la noción de resistencia eléctrica (R); esta es el coeficiente de proporcionalidad que aparece en la relación entre I y V: I=V/R

Cabe acotar que sólo como simplificación usamos las palabras resistencia e impedancia como equivalentes, aunque existen diferencias entre ellas, la más importante es que la resistencia no tiene cambios en el rango de frecuencia y la impedancia sí.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.